Memorias de un Asesino – 1era Parte

Este fin de semana pasado, al regresar de mi terruño me acordé de como me gané el mote del Killer cuando había entrado a la universidad.

Jumanji, el inicio.

Apenas tenia 18 años cuando terminaba de cursas mi primer año de educación “superior”. Era la primer temporada de vacaciones grandes que pasaba completamente fuera de la que fue mi casa en mi niñez y adolescencia. Bueno en realidad ya había vivido fuera todo ese primer año y mis retornos a mi tierra (a la casa de mis padres) lo hacía tan seguido como la escuela y/o el trabajo lo permitieran (algo así como cada 15 días). Solo que al llegar la temporada de vacaciones decidí quedarme a trabajar para ahorrar para la colegiatura del siguiente semestre, en lugar de volver a la casa de mis padres hasta que reiniciaran las clases, como hacían muchos. Yo no tenía esa suerte. En mi caso era necesario que trabajara si quería seguir cursando la universidad el siguiente semestre…y el siguiente, y el siguiente.

Ese verano por mucho, ha sido uno de los mas memorables de mi vida. Joven e inexperto, pero audaz y temerario, con vehículo propio (un bocho azul modelo 1990) y dinero en la bolsa, lo tenía todo. El verano se me fue por mucho en jornadas de trabajo larguísimas, a veces de 18 horas en un día, que básicamente era lo que yo quería y pedía (y entre más horas pusieran en mi horario de trabajo para la semana, mejor), digo por algo había decidido quedarme a trabajar durante el verano. Además de alguna manera me daba la tranquilidad de poder ahorrar lo suficiente y sobrevivir al siguiente año; y aunque quedara el adeudo semestral al inicio del siguiente verano, tendría otra vez otros tres meses para trabajar y pagar.

El problema de alguna manera era que mi condición de estudiante extranjero limitaba el número de horas pagadas en un solo cheque, así que tuve que renunciar a mis viajes de cada 15 días a mi ciudad natal para ahorrar en gastos y abonar a la escuela lo más que se pudiera, antes de que llegaran las inscripciones para el siguiente semestre. Ya habría tiempo al final de las vacaciones de ver a mi familia al menos un fin de semana previo a comenzar las clases, y de recuperar durante el semestre lo que no me alcanzaran a pagar en los cheques del verano por aquella limitante que menciono.

El tiempo de las tardes libres de verano en las que no trabajaba o salía temprano, lo dedicaba a carnes asadas, a fiestas y a beber cerveza barata con los amigos, que como yo, iniciaban su vida fuera de casa. Con la diferencia de que muchos de ellos trabajaban para pagarse sus borracheras gustos y no para pagar la escuela. Decidimos (para ahorrar en gastos), dejar al inicio de las vacaciones el departamento que compartía con otros 3, y juntarnos con los miembros de otros departamentos que se vaciaban en verano. Ésto debido a la ausencia de estudiantes foráneos que viajaban de regreso a su tierra por la temporada de vacaciones, y quienes se daban el lujo de seguir pagando renta mientras duraba su ausencia.

Y así fue como “armamos” un departamento de verano con las piezas-miembros de varios depas incompletos. La pura crema y nata. Sobra decir que por tres meses desconocí totalmente lo que era la privacidad, (hasta para echar una caquita), y enfatizo mi experiencia comentándoles que a ese depa lo llamamos “Jumanji”, (hasta la fecha la palabra me dan los mismos escalofríos que le daban a Robín Williams al escuchar la voz del cazador en la película del mismo nombre).

Aunque si es una delicia recordar la desorganización organizada que teníamos hasta para usar el baño, bajo el estratagema universal de la ventaja que dá correr/brincar/empujar más. Salir del depa no era un problema si no una bendición, y entrar tampoco (al menos cruzar la puerta no era problema, si no engentarse al momento de entrar a tu propio hogar) porque solo había una llave, que por cierto yo nunca vi y que pienso fue más como una leyenda urbana, por que en realidad nunca la usamos. No era necesario. El depa siempre estaba abierto y por lo regular había gente en él… algunos que llegaron para no irse además, algo así como paracaidistas del CDP.

Al final fuimos tantos, que el último mes de renta creo que podríamos decir que lo que pagamos cada quien, fue una cantidad simbólica.  La única vez que requerimos de la llave, alguien encontró la manera de entrar por una ventana. Y a partir de ese momento nos cayó la maldición de “Jumanji”. Y fue como haber iniciado por tirar los dados sobre el tablero del juego…  Aquel funesto pasaje voló como la polvora encendida en los demás departamentos de nuestros amigos que no tardaron en emplear la misma técnica, y que no conformes con la sobrepoblación ya existente en el depa, se empeñaban en terminar todas las jarras, fiestas y reuniones en el “Jumanji”. Eran como los animales en el juego. Salían de la nada intepestivamente.

Así empezaba el juego que no terminaría hasta que el último de nosotros que entró a ese depa recorriera todas las casillas del tablero, esperando que al final del verano todo se desvaneciera como el polvo, y se quedara guardado y perdido en el baúl de los recuerdos de aquellos, que por azares del destino, llegaron a ese depa. Nadie sabía que al momento de abrir la ventana el día que desapareció la única llave, la suerte ya estaba echada.

Continúa.

12 Responses to “Memorias de un Asesino – 1era Parte”

  1. El Chilakil Says:

    No hay como un buen desmadre organizado… Ahí “twitteas” cuando salga el Episodio II

  2. Toño Says:

    Pinche pollo no mames, no mames y no mames. exijo la segunda parte de forma inmediata, cabron eso no se hace.

    Ora mejor vamos a hablar de la legalización -no lo pude evitar : )-

    Pinche chilakil noma vienes por el primis eda wey.

    Ya era ora pinche pollo.

  3. KillerPollito '09 Says:

    jajajaja Disculpe usted mi Lic. estoy sin compu desde la semana pasada y ademas habia estado bastante absorbido en algunas cosas de la casa, del trabajo, familiares/Personales. Prometo la segunda parte en un par de dias, tal vez despues del fin de semana la cocino.

    Ya dijo Chilakas… y les recomiendo a los demas una suscripcion al Twitter, asi les llega “el aviso” de la publicacion a su correo.

  4. Lady Manhattan..12 de abril mi cumple Says:

    Ay mi killerPollito……..no sé porque pero me dió tanta nostalgia su relato que hasta quiero llorar por recordar la época estudiantil…..

  5. gabi Says:

    Ah, quien no recuerda con agrado sus epocas estudiantiles….

    Lo que no me gusto Don Killer es que lo dejara asi a medias… justamente cuando mas interesante se pone el asunto!

    En fin ojala escriba la segnda parte pronto😉

  6. KillerPollito '09 Says:

    Ah pues si. Dias de universidad… ya lo habiamos platicado en aquella publicacion que se titula asi, en la cual terminamos hablando de muscia nostalgica, los enanos, Ceratti, Timibirche y los hombres G …

  7. karla Says:

    AH NO MANCHES!!!!!
    ME DEJASTE BIEN PICAS!

    AMIGO, PERO ANDALE, NO TE TARDES MUCHO EN SEGUIR CON LA HISTORIA TAN SIMPATICA, AH PERO COMO ME GUSTA LEER TUS RELATOS!
    JAJA ME SIENTO COMO NIÑA A QUE LE VAN A CONTAR UN CUENTO POR LA NOCHE PERO DE REPENTE SE TUVO QUE IR SU MAMA, O PAPA, A ATENDER A OTRO HIJO CHIPLON PORQUE SE PUSO A LLORAR…O YO QUE SE! JAJAJA

    ANDALE, YA ESCRIBE!!!!

    SALUDOS!

  8. TheDonKilluminati Says:

    Pues me quede como los demas, esperando la segunda.
    Yo como que apenas voy en esas epocas, ando queriendo entrar a la Uni, para hacer la ingenieria, y creo que voy a tener que rentar una casita cerca de la escuela, haber como me va.

  9. karla Says:

    es domingo…y aun no esta la segunda parte…seguire eseperando

  10. El Aza Says:

    El bunker, el asilo, la casa hogar, la cantina, san mateo… me hiciste recordar un buen de apodos que le teniamos a un lugar parecido a “Jumanji”, creo que eso de ser foraneo es la onda, porque asi hasta los que no son, quieren ir un rato a la “1525”…

    Saludrinks…

  11. Toño Says:

    A que hora????

  12. KillerPollito '09 Says:

    jajajajaja

    ya ya sale… prometo publicacion mañana. No termine hoy. Lo siento.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: