Los Sucesos Extraños de un Ojo

El fin de semana estaba yo cortando el jardín y mientras le daba profundidad a la posa del nogal me piqué el ojo con una de sus hojas. El estremecimiento fué repentino y pude sentir el daño mientras me llevaba las manos a la cara. Corrí a la manguera y abrí el chorro del agua para enjuagarme el ojo por miedo a algún remanente de la hoja que hiciera mas grande la afectación ocular. De momento pareció tan solo un piquete pero conforme pasó el tiempo mi ojo no dejó de lagrimar y de ponerse rojo e hinchado. La molestia era constante. Pero así me puse a terminar mis labores de jardinería propias del fin de semana, cada dos semanas (a veces tres).

Guardé la podadora y demás utencilios de jardinería en el cuarto de la herramienta. El sol ya se estaba poniendo y para ese entonces mi ojo estaba casi completamente cerrado, el dolor era intenso. Pensé en ir al doctor, pero como no tengo seguro médico temí que pudiera incluso costarme literalmente un ojo de la cara por una consulta con el especialista (y entonces me hubiera salido la misma). Así que decidí esperar a ver si mi malestar se aminoraba antes de tomar cualquier decisión de visitar un galeno. Aparte que el parche y las gotas en esta situación es lo único que un doctor puede recetar por un piquete de ojo, y siendo domingo sabía de antemano que la clínica estaría cerrada.

Pasé una mala noche. Fué poco lo que pude dormir pues el ojo me seguía molestando incluso estando cerrado. Me desperté en la mañana con la sensación de haber tenido terribles pesadillas. Los bordes del parpado estaban casi sellados y la luz de la mañana resultaba como una daga que atravezaba el nervio óptico y se clavaba en algún lado en la parte trasera de mi cerebro. Tenía un dolor de cabeza terrible.

Con los ojos entrecerrados me dirigí al baño y sin prender la luz me metí a bañar. Me preocupaba que el daño pudiera ser algo más severo y mis sospechas no eran infundadas. ¿Que le pasaba a mi ojo? En eso recordé lo que el agente de ventas de bienes raíces me había dicho, en lo que me pareció a mi tan solo una especulación: La casa está situada en lo que fué un tiradero de deshechos radioactivos de hospital, por eso la conseguí tan barata. Sin embargo, aparte de la fluorescencia del nogal en la noche y de las nueces de kilo y treinta centímetros de largo que daba, yo no sospechaba nada. Aunque hubo algo más que me hizo pensar que el roce con una de las hojas del nogal con mi ojo pudiera tener consecuencias. Me miré al espejo con mi ojo bueno y ¡¡¡ohhh Dios mio!!! ¿¡¡¡Que me había ocurrido!!!? De rojo se había tornado verde y le habían salido extremidades. ¿Que me ha pasado??? Tengo… tengo… ¡¡¡TENGO UN OJO NUCLEAR!!!

Ahora hay que alimentarlo constantemente, si no se enoja. A veces lo amenazo con rociarlo con gotas de Visine o enjuagues de manzanilla, pero ni así. Si tiene hambre se pone en huelga y se opone rotundamente a desarrollar sus funciones hasta que le doy de comer. Es algo así como los caballitos afuera de los supermercados en los que hay que depositar moneda para accionarlo por unos segundos. Pero bueno, en realidad no es tan malo; ese es un bajo precio que pago por los poderes que me ha dado. Puedo ver con el ojo cerrado, a través de las paredes y distinguir nítidamente pequeños objetos a grandes distancias y a voluntad destruirlos con un rayo que sale de mi ojo. Y lo mejor, ahora veo el futuro….. para saber lo que nos depara el futuro, favor de depositar una galleta. Gracias.

 

9 Responses to “Los Sucesos Extraños de un Ojo”

  1. hortografika Says:

    Mmmmm tu haz visto muchas películas de Stephen King verdad?? Jajaja, me hiciste recordar Creepshow (1982) y El cortador de cesped (1992)

  2. Susaniux Says:

    Cuidado con el Ojo que vigila, jajaja, pobre Ojo😦

  3. LoRe Says:

    Pobrecito mi principe moso.. yo quiero de esas nueces de treinta centimetros jaja, besito (ojitos verdes).

  4. Claudia Says:

    Se ve que tu ojo hace ejercicio, esos brazos de Schwarnegger no llegan solitos!! ………… tendre que cargar mi kriptonita la siguiente vez que nos veamos, no quiero que veas mis chones de olancitos con mi nombre grabado por mi mama-wela.

  5. KillerPollito Says:

    El unico libro que he leido de Stephen King fue el de “La Balada del Proyectil Flexible” y solo tiene 2 historias que me gustan. Lo demas lo he visto en peliculas y si es igual de mamila que yo jaja

  6. Cayman Says:

    Jajajajaja te pasas Killer, y acepta las galletas de animalito???

  7. Lady Manhattan Says:

    Ay killerpollito me dejaste con EL OJO cuadrado!!!!!
    como sigues???

  8. KillerPollito Says:

    No ya mi ojo y yo estamos bien… gracias

    jajaja sus preferidas son las chokis Cayman

  9. karla Says:

    jajajajaja…de verdad que si esta asi la historia como que…y luego? que paso? al ojo se salieron nuececitas, acaso? el ojo se convirtio en ojo bionico ecologico? y si! pareces de esas historias piratonas de suspenso medio rarotongo, jaja pero me encanta como narras amigo! porque no te avientas a hacer un buen libro de las killer aventuras?

    un abrazo!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: