Huelga a Nivel Celular: El Cáncer

El cuerpo humano es comparable a una institución sindicalizada como las que hay en México, o cualquier otro país en su defecto. Y tenemos que dentro de esa institución hay trabajadores que bien que mal desempeñan su trabajo de acuerdo al entrenamiento que se les dá. Llamemos a este grupo laboral simplemente células de Trabajadores.  Estos Trabajadores pertenecen a un sindicato que a su vez coordina sus operaciones dentro de la institución y les proveé la información para realizar sus funciones para el beneficio de ellos, del sindicato y de la misma institución. 

Dentro y fuera de estas organizaciones hay individuos que no pertenecen al sindicato, ni a la institución, pero les gusta influenciar a los Trabajadores para que modifiquen su manera de laborar. Estos personajes son los Radicales Libres. Su principal función es desvirtuar y tergiversar la información que controla las funciones de los Trabajadores y lo hacen con el fin de recibir donaciones de ellos de manera ilegal adueñandose de algo que no les pertenece por derecho.

Los Radicales bajo circunstancias generales no representan ningún peligro para la institución. En si los Radicales son como los pendejos, estan en todas partes y hasta podría decirse que son innevitables. En caso de que llegaran a influenciar la información de los Trabajadores, por lo regular estos ya están bajo advertencia por la institución y terminan siendo removidos de sus puestos antes de que puedan llegar a representar algún peligro para el resto de sus compañeros Trabajadores.

Aunque los Radicales no tengan un plan de trabajo o una organización aparente a veces hacen mítines que se postergan por mucho tiempo. Es ahí cuando se desarrolla el problema, porque entonces los Trabajadores en presencia de muchos y muy necios Radicales, terminan aceptando el cambio de información que regula sus funciones dejandose influenciar para ponerse en huelga. Las exigencias de los Trabajadores en huelga son simples, quieren comer y dormir recibiendo el doble de sueldo pero sin cumplir con sus funciones.

En si la la huelga no es tan grave si no se propaga por el resto de la institución y si la huelga se mantiene en un solo lugar sin recibir más adeptos, la huelga es controlable. Para estos casos existen herramientas externas antihuelga que son agentes que no pertenecen a la institución si no que pertenecen a una institución independiente llamados Quimios. Los Quimios utilizan la tortura, la persecusión y la fuerza para deshacerse de los revoltosos. Aunque siempre termina por hacerle daño a la institución, ya que por su manera de operar, ataca parejo sin hacer distinciones entre los Trabajadores en huelga y los que no están.

Como prevención y para evitar mayores problemas y complicaciones siempre es recomendable que la institución se dedique al reclutamiento de previsores de huelgas llamados Antioxidantes. Los Antioxidantes son agentes de las fuerzas especiales que se encargan de hacer desaparecer a los Radicales beneficiando a los Trabajadores y a la institución a su vez.  Los Antioxidantes también controlan a los Radicales y los hacen aceptar las condiciones de la institución de manera legal para después ser absorvidos por el mismo sistema pero sin representar peligro para nadie. Los Antioxidantes son también una buena influencia para los Trabajadores por su actitud de ayuda. Los mantienen trabajando, contentos, productivos y alejados de los pensamientos radicales, evitando asi la tan temida huelga.

4 Responses to “Huelga a Nivel Celular: El Cáncer”

  1. Lidia Says:

    Ay querido Killer
    todo iba bien hasta que tus tendencias de extrema derecha afloraron!
    En principio los quimio no debían ser considerados como represores, sino tal vez como consultores externos y activistas que hacen una labor de convencimiento de erradicar a los influenciadores de huelguistas y organizar la situacion en la empresa… Los antioxidantes entonces serían algo así como el complemento a los consultores-auditores que trabajarían por una reinvindicación de los trabajadores de planta para que vuelvan a hacer bien su laburo… Esto es incentivando con premios al desempeño; llámesen comida sana, ejercicio, risas y buena vida a la totalidad de los trabajadores que conforman dicho cuerpo.

    Bueno de ahí en más creo que no pudiste haber descrito mejor el funcionamiento de las células cancerígenas. Y comparándolo macroscópicamente con un sistema social, tiene bastante lógica que los radicales lleguen a influenciar malamente a los trabajadores oprimidos por el cigarro, alcohol, comida chatarra y sedentarismo.

  2. hortografika Says:

    Killer Pollito, magnífica interpretación de lo que en sí significa el cáncer…

    Cuando estudié nutrición se me quedó grabada una frase de Hipócrates que dice así… “Que tu alimento sea tu medicina… que tu medicina sea tu alimento”, creo que debemos reforzarnos con muchos antioxidantes, pues hay tantos radicales por ahi, y para colmo los alentamos con tanta chatarra que les damos.

  3. KillerPollito Says:

    jajaja mis tendencias de extrema derecha… jaja esa si me agarro descuidado… no son tendencias de extrema derecha, es lo que pasa en realidad. En la sociedad y en nuestro cuerpo. Los Quimios no pueden ser consultores porque afectan tanto a los buenos como a los malos obreros, por eso digo que dan garrotazos parejo. Los quimios son los que desaparecen a los huelguistasilegalmente, y entran en algo asi como un estado de paranoia social y por eso dañan tambien a los trabajadores. Podriamos decir que son grupos inlcuso del gobierno pero que trabajan en la ilegalidad. Los antioxidantes si podrian ser consultores para que veas y activistas.

    Pues asi es hortografika, el problema es que nos damos vuelo consumiendo mugrero. Nuestro cuerpo tiene la capacidad para deshacerse de manera natural de los radicales, la buena oxigenacion, el ejercicio y los antioxidantes naturales de la comida que consumimos a diario ayudan. El abusar de nuestro organismo metiendole constantemente el cochinero es lo que a final de cuentas nos afecta. Todo con moderacion seria lo ideal, ni muy muy ni tan tan, hay que vivir… ya lo dice el Sabina con sus pastillas para no soñar.

  4. Elsa Ontiveros Says:

    Hola… buenisimo jajaja, muy comico, pero no no no las organizaciones de activistas, en un mundo ideal, serían los antioxidantes, no los radicales. Bueno, lo de los botellas de plastico en el refrí bye bye… cambienlas por botellas de vidrio…. un beso de pollito-killer jaja.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: